La previa del 23 J: radiografía del voto al PSOE

“Cambio de ciclo”, “final del Sanchismo”, “triunfo sin paliativos del PP”, “Sánchez arrastra al PSOE a la debacle”,Noche aciaga para el PSOE”, “el PSOE se hunde” … fueran algunas de las portadas de los principales periódicos y aperturas de informativos el pasado 29 de mayo.

Sin duda que los resultados para los socialistas no fueron los que esperaban; la derecha le arrebata el gobierno de casi todas las autonomías, pierde gran parte del poder local en ciudades relevantes y el bloque de derechas se ensancha justo antes de las Generales.

¿Cuánto hay de cierto en estos titulares y portadas?

Para entenderlo estudiamos el voto al PSOE y analizamos el comportamiento de su electorado y las claves de ese voto al afrontar la campaña y la cita electoral del próximo 23 de julio.

🔎 El voto municipal, análisis del poder local del PSOE.

Algo más de 400.000 votos, un 6% respecto a 2019, es lo que han disminuido los apoyos el Partido Socialista en las Elecciones Municipales del pasado 28 de mayo. Pierde votos en todas las Comunidades salvo Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias; y del total de votos, el 80%, cerca de 320.000, solo entre Andalucía, Galicia, Cataluña y Castilla y León.

La participación no ha sido un elemento determinante de esa merma en apoyos al ser muy similar a la de las anteriores municipales -63,9% vs 65,2% en 2019 y 300.000 votantes menos -.

Parece apreciarse que la caída responde, casi a partes iguales, a una cierta desmovilización general de su electorado, en casi toda España unido a un leve trasvase de votos hacia el bloque de derechas, principalmente en Andalucía y Extremadura.

 

Hay que poner estos datos en contexto, dado que las claves del voto local difieren en gran medida del voto de unas Generales. Pero sí nos revela la estabilidad que muestran las siglas de los grandes partidos, la importancia de tener y retener poder local, los movimientos entre bloques, la desmovilización…

 

🗳️ El voto autonómico socialista, similar al de 2019.

A nivel autonómico, la caída es menor, tan solo un 2 % y apenas 49.000 mil votos. De hecho, de las 12 regiones, en 5 el PSOE crece en votos y en Madrid se mantiene exactamente igual, con una gran caída en votos en Extremadura y Murcia, donde sí se observa trasvase de votos hacia la derecha.

Una de las claves de unos resultados tan similares a la de 2019: donde más ha bajado el voto hacia los socialistas en las elecciones Locales no se han celebrado Autonómicas (Galicia, Castilla y León, Cataluña y Andalucía).

Además, una participación estable y sin sorpresas explica que el PSOE mantenga el nivel de apoyos, lo que demuestra que los socialistas tienen en estas regiones una alta fidelidad de su electorado.

 

Cataluña, eje de los triunfos históricos socialistas.

Cataluña es sin duda la región de España donde más complejo es el análisis del voto en los últimos años, con una volatilidad de apoyos tanto entre partidos, como entre bloques.

Con la excepción de 2017, el PSC se ha mantenido con unos resultados estables en torno al 23% del voto y 700.000 apoyos.

Los socialistas, hasta ahora, no han conseguido rentabilizar en términos electorales, ni los esfuerzos políticos ni las medidas complejas adoptadas por el Gobierno en aras a encauzar el desafío independentista.

 La vuelta a una cierta paz social y convivencia cívica en Cataluña no ha venido de la mano de mayores apoyos al PSC. Tampoco ha sido capaz de absorber gran parte del voto de Ciudadanos en una región donde sí podría hacerlo.

A día de hoy, el PSC sigue muy lejos de un objetivo razonable de conseguir el millón de apoyos al que debería aspirar en las Generales.

Andalucía, posible llave de la Moncloa.

 

La llegada de Moreno Bonilla en enero de 2019 al Palacio de San Telmo, y su mayoría absoluta conseguida en 2022 parecían haber sido la puntilla a más de 40 años de hegemonía socialista en Andalucía.

Ahora bien, el pasado 28 de mayo, el PSOE recuperó más de 400 mil votos perdidos en las Autonómicas de hace un año.

La gran duda radica en si los socialistas andaluces serán capaces de trasladar ese apoyo local a las Generales, mantener estos resultados e incluso mejorarlos; para ello deben atraer gran parte del voto de Adelante Andalucía que tan solo se presenta por la provincia de Cádiz.

La movilización será la clave; locales 58 %, autonómicas 61 % y generales con más de 65 % de participación muestran la gran diferencia con la que se moviliza el electorado según el tipo de cita electoral; con un bloque de derechas ya movilizado, la izquierda andaluza y en particular el PSOE necesita conseguir una participación cercana al 70% para aspirar a los 1,4 millones de que salvarían la papeleta en Andalucía y así evitar un triunfo aplastante de la derecha en una región que reparte 61 escaños al Congreso.

 💡 El voto social y económico en el PSOE

El PSOE es el partido que tiene mayor permeabilidad y estabilidad de voto entre los diferentes niveles de renta, profesiones y edades. La dificultad está en acertar con las propuestas y mensajes, dado que, por el tipo de electorado socialista, deben ser transversales a todos.

Desde luego que la segmentación y microsegmentación de mensajes definidos, estudiados y enfocados en cada perfil de votante y región tienen una especial importancia. Ya lo demostró Obama en su campaña en 2012, en la que el marketing político fue clave en su reelección.

No se debe confundir esto con la segmentación en redes sociales; esa es la parte fácil. Englobarlo en una estrategia que permita canalizar el mensaje hasta su público final es lo complejo; evitar que el ruido mediático lo distorsione es tarea de los estrategas de la campaña y de los portavoces del partido que deben comunicarlo.

Conclusiones del análisis:
si el PSOE hace los deberes, hay partido.

A pesar de acusar un cierto desgaste, el PSOE ha conseguido mantener un gran número de apoyos a nivel local y municipal respecto a los resultados de hace 4 años, pero estos votos no han sido suficientes para revalidar gobiernos locales y autonómicos claves; y quizás tampoco lo sea para mantener el Gobierno central.

Las encuestas, a día de hoy, pronostican para el PSOE unos resultados mucho menos favorables que los conseguidos por los socialistas hace unos días. El PSOE necesita alcanzar cerca de 8 millones de votos si quiere evitar una mayoría del bloque de derechas.

La desmovilización del bloque de izquierdas está mucho más marcada, en el espectro ideológico 0 - 3 que en el 3 – 5 que suele ocupar el PSOE según las encuestas de ubicación ideológica; Sumar y Yolanda Díaz tiene como objetivo revertir esta tendencia.

No hay un trasvase de votos marcado hacia el bloque de la derecha, salvo en Andalucía, Extremadura y Murcia. Los bloques ideológicos están muy marcados y los electores tienen varias alternativas de voto dentro de cada bloque.

Gran parte de las opciones de Sánchez de revalidar gobierno de coalición pasan por Cataluña y Andalucía.  Ambas comunidades han sido el bastión histórico de los triunfos del PSOE en las Generales. En ninguna de ella la movilización del electorado socialista está en absoluto garantizada y Ferraz, el PSC y el PSA deben redoblar esfuerzos en campaña en ambas Comunidades.

 

El papel del PSOE hasta el 23 J:

La estrategia electoral que sigan los socialistas de aquí al 23 de julio debería ir acompañada, al menos, de un riguroso análisis de las “provincias calientes” y “provincias frías” y de cómo enfocar en ellas los mensajes durante la campaña.

Por calientes entendemos aquellas en las que la obtención de un diputado sea cuestión de unos cuantos votos -por ejemplo, Badajoz o Ciudad Real-.

Las frías, aquellas en las que la desmovilización del electorado de izquierdas se esté observando claramente, como Sevilla o Huelva.

Además, más allá que los trackings internos que manejen, los Focus Group son un apoyo fundamental que deberían incorporar para definir estrategias; más aún cuando los resultados de las Elecciones del pasado 28 de mayo han demostrado que la táctica seguida era manifiestamente mejorable.

Queda mucho partido hasta el 23 de julio.



👩‍💼 👨‍💼  Sobre Future Politics

FuturePolitics está formado por profesionales de la economía, derecho y ciencia política. Proponemos ideas y políticas públicas para mejorar nuestra sociedad. “Pensar el futuro” nos define.

Miembros de Future Politics



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *