Bandera-Andalucía.-Elecciones-Generales-28A

La participación en Andalucía clave el 28A

Estudio Elecciones Generales 28A. Andalucía.

Andalucía es con mucha diferencia la Comunidad Autónoma que más escaños aporta al Congreso -61- por lo que los partidos están obligados a mimarla antes de cada cita electoral. De hecho, es prácticamente imposible para una formación política aspirar a formar gobierno sin tener una buena representación parlamentaria aquí y en Cataluña o al menos compensar los resultados de un territorio con otro.

Pablo Casado no se encuentra en estos momentos en disposición de repetir lo conseguido por Mariano Rajoy en las últimas elecciones generales y empeorará los datos de su predecesor en ambas Comunidades Autónomas. Como consecuencia de esto, el Partido Socialista se queda sólo en su condición de partido de gobierno gracias a un mensaje vertebrador y conciliador que ha calado en toda la geografía nacional, intentando evitar la polarización entre bloques de izquierda y derecha y entre nacionalistas y no nacionalistas.

Dentro del bloque de derechas, el PP parte con una ligera ventaja -que corre el riesgo de esfumarse- con respecto de sus competidores. Si bien es cierto que fue el partido más votado hace tres años y que consiguió la nada despreciable cifra de 23 escaños en las elecciones de 2016 la tendencia es claramente a la baja por dos motivos; el pacto con la ultraderecha que le sirvió para llegar a San Telmo y la notable mejora de Ciudadanos.

El sorpasso al PSOE en uno de sus principales feudos no se reeditará por tanto el 28-A y los de Génova perderán la mitad de los apoyos y se quedarán en apenas 11 diputados. La formación naranja alcanzará los 700 mil votos y empatará con los Populares en su lucha por convertirse en la opción predilecta de los conservadores andaluces. Ambas formaciones empatarán a escaños en todas las circunscripciones.

Finalmente Vox ha demostrado tener más respaldo del esperado y no puede obviarse su resultado en los pasados comicios autonómicos en los que consiguió por primera vez representación parlamentaria pasando de cero a 12 diputados. Estos datos no pueden extrapolarse a las generales que están a la vuelta de la esquina porque el electorado votará siguiendo otros criterios aunque su buena racha se mantendrá y conseguirá 7 parlamentarios. Las diferencias con Podemos serán mínimas y de superar a estos en porcentaje de voto no sería descabellado pensar en que ese número se amplíe hasta los 10 a costa de la formación morada y gracias a la conexión con el votante desencantado.

Desde las generales de 2008 hasta las andaluzas de diciembre de 2017 los socialistas se han dejado en Andalucía la friolera de 1,3 millones de apoyos, de los cuales, 300 mil han ido a Unidas Podemos y el resto – 1 millón- a la abstención, lo que favoreció el triunfo de las derechas y el actual y reciente ‘gobierno a la andaluza’ de Juanma Moreno con el apoyo de Vox y Ciudadanos.

El objetivo del PSOE en Andalucía no puede ser otro que recuperar el millón de votos de la abstención y ponerse como objetivo llegar a 2 millones de apoyos en esta comunidad. Es un objetivo ambicioso que de cumplirse acercaría a los socialistas a los 30 escaños.

A ello pueden contribuir varios factores; la nula presencia del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que no acudirá a ningún mitin en Andalucía y que cifra el empuje de los morados en su cabeza de lista por Málaga, Alberto Garzón. También aportará a ello el fin de los desencuentros entre Susana Díaz y Pedro Sánchez con el objetivo de demostrar al bloque de la izquierda que siguen siendo la referencia en Andalucía y que la abstención andaluza solo puede llevar a Casado a la Moncloa.

Las medidas del gobierno en estos 10 meses y el enfoque de la campaña socialista en la ‘justicia social’ y la búsqueda de puntos de encuentro entre bloques devolverá a los socialistas a asumir el liderazgo de la izquierda como garante del estado de bienestar. Un elemento que puede distorsionar el auge socialista será sin duda el caso de los ‘eres’ y el desgaste que ha supuesto el pacto de gobierno de Susana Díaz con Ciudadanos.

Nada de esto sucederá con una movilización inferior al 70 % en tierras andaluzas, que supondría mantener los mismos resultados entre bloques que en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *